Proyectos

Inclusión y equidad en la universidad

Inclusión y equidad en la universidad

Miembros de ORACLE-ORT se reunieron con el Dr. Joaquín Gairín, coordinador del proyecto internacional, para hacer un balance del trabajo realizado y analizar los desafíos a futuro.

Fecha: 20/06/2019

“Muy positivo”. Así fue como el Dr. Joaquín Gairín catalogó el trabajo realizado por la Universidad ORT Uruguay en el proyecto ORACLE: un espacio que tiene como finalidad analizar y proponer acciones para mejorar la inclusión y la equidad en la educación superior.

“Me llevo una impresión formidable; incluso creo que podría ser un ejemplo para otras universidades”, aseguró durante una reunión que mantuvo con docentes de la Universidad ORT Uruguay, que integran el proyecto ORACLE.

Gairín se reunió el lunes 3 de junio de 2019 con la Mag. Andrea Tejera, la Dra. Claudia Cabrera Borges y la Dra. Mariela Questa Torterolo, en la sala donde funciona ORACLE en la Universidad.

Tiempo de balance

“En ORT tienen un grupo que está trabajando en el tema de la equidad, hay un diagnóstico sobre la situación en la Universidad, identificaron determinadas problemáticas y se propusieron incidir en algunas de ellas”, destacó Gairín, quien agregó que no siempre son metas fáciles de alcanzar.

“Descubrieron un mundo donde hay mucha cosa por mejorar y lo que están haciendo es lo que hay que hacer”, manifestó. Pero sugirió pensar, dentro de 15 años, “¿qué características debería tener ORACLE-ORT?”. Y trabajar en función de ello.

Uno de los objetivos del proyecto es crear, en cada universidad participante, una Unidad Institucional de Equidad, encargada de diagnosticar y generar propuestas de mejora a nivel institucional. El coordinador informó que en las universidades participantes se han ido implementando esas unidades pero, en sus palabras, el reto está en que “queden establecidas dentro de las estructuras”.

Para lograrlo, especificó que es necesario elaborar un plan de trabajo y programas generales de acción tutorial o programas específicos dirigidos a diferentes colectivos. Además, recomendó centrarse en una única problemática –como ser el abandono, la movilidad internacional o la discapacidad– ya que, de otra forma, “el nivel de concreción suele ser bajo”.

Volverse necesarios

“A medida que hay recursos –o no habiéndolos– deben convencer de que el trabajo que están realizando es importante”, le dijo Gairín al equipo de trabajo institucional de ORT. También que no es un “proyecto puntual”, sino que es un espacio “necesario en las universidades”.

Para él, es fundamental mostrar resultados prácticos, así como que el que trabajo que se hace es un “servicio”: “El salto es generar complejidades dentro de la Universidad para que todo el mundo reconozca que en ORT hay una unidad que vela por la equidad”.

Reunión del proyecto ORACLE - Junio 2019

El camino a seguir

Como parte del cierre de la fase con financiamiento de la Unión Europea, las integrantes de ORACLE-ORT están planeando un evento para dar a conocer el trabajo realizado e impulsar un espacio de buenas prácticas sobre inclusión en la educación superior. Al mismo tiempo, están realizando informes para socializar con la Universidad, de forma de dar a conocer la situación en materia de equidad.

El desafío, para ellas, está en “generar vínculos” con las demás instituciones que participan del proyecto y promover “una sinergia de trabajo más estrecha”.

Una vez que finalice esta fase del proyecto, “¿cómo se podría seguir trabajando en la temática?”, le preguntaron las docentes a Gairín. “El desarrollo del proyecto no puede estar sujeto a subvenciones externas y, una vez que se institucionaliza, se debe trabajar en red por y para la equidad”, sentenció.

“Como hemos hecho en otros proyectos, la idea es que una vez que finaliza la subvención –en este caso de la Unión Europea–, las universidades mantienen la dinámica con sus propios recursos: se reúnen anualmente, realizan estudios entre varias universidades o países y concursan a nuevos proyectos”, añadió.

Según expresó Gairín, la idea a largo plazo de ORACLE es que el modelo se extienda a otras realidades: “Buscamos que la red de 37 universidades se convierta en una red de 100 o 200 porque, en definitiva, el tema de la equidad afecta a todas las universidades y a toda la sociedad”.