Proyectos

Cincuenta directores pensando e innovando juntos

El Instituto de Educación de la Universidad ORT Uruguay actualmente implementa el Diploma en Planificación y Gestión Educativa, luego de haber presentado una propuesta y de haber ganado un llamado realizado por el Plan Ceibal.

Fecha: 28/01/2019

Motivados, comprometidos y entusiasmados. 50 directores de todo el país, pertenecientes a los cuatro subsistemas de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), están cursando el Diploma en Planificación y Gestión Educativa de la Universidad ORT Uruguay.

En mayo de 2018, el Instituto de Educación ganó una licitación del Plan Ceibal para desarrollar el postgrado, en articulación con la Red Global de Aprendizajes.

Se trata de una propuesta semipresencial, de un año de duración, que prepara a los egresados para diseñar, proponer e instrumentar diagnósticos y planes de mejora organizacional.

Al término del primer semestre, la evaluación es sumamente positiva, tanto desde la coordinación académica, como por parte de los estudiantes –que ya ven cambios en su práctica cotidiana tras algunos meses de cursos–.

La educación: una herramienta para el cambio

“La educación terciaria es necesaria para formarnos y poder acompañar a las nuevas generaciones en la construcción de una sociedad mejor y más justa”, afirmó Wilson da Rosa, uno de los estudiantes del diploma. Es maestro de inicial y primaria y, en la actualidad, se desempeña como director de la Escuela 157 de Tacuarembó.

Decidió postularse al postgrado porque cree en la educación como una “herramienta básica” para el cambio social y dado que considera que el crecimiento profesional “redunda en mejoras prácticas y en equidad educativa para las poblaciones vulnerables”.

Da Rosa, quien tiene más de 20 años de experiencia docente, destacó que el diploma le hizo replantearse los conceptos aprendidos en el pasado.

A punto de finalizar el primer semestre, manifestó que la propuesta ha sido “muy enriquecedora”: “Los diferentes enfoques, modalidades y estrategias presentados fueron muy significativos. Los aportes de los compañeros, así como el andamiaje y el acompañamiento docente ha sido fundamental”.

Un postgrado que supera las expectativas

“El diploma supera todas las expectativas que podía tener”, sentenció María Rosa Castiglia, directora del Liceo 48 de Montevideo, quien agregó que encontró “mucho nivel y profesionalismo”.

El postgrado le dio una metodología en la cual apoyarse. Si bien había una serie de aspectos que no eran su fuerte, a medida que pasaron los módulos y las evaluaciones, notó que hay conocimientos que está incorporando a su práctica cotidiana. Por ejemplo, las herramientas referidas a la metodología y al estudio de casos.

“Me doy cuenta que la investigación no es una tarea a corto plazo, es una formación que uno incorpora a mediano y largo plazo”, precisó Castiglia. A su juicio, no lo habría entendido de no haber cursado el diploma.

Aprender con y de los otros

“Muy bueno”. Así definió Isabela Urdampilleta al Diploma en Planificación y Gestión Educativa. Además de la bibliografía actualizada, la directora del Instituto de Formación Docente de Florida, resaltó el aprendizaje colaborativo y el intercambio entre docentes y compañeros que tiene lugar durante las clases.

La diversidad en la formación y en la experiencia laboral de los estudiantes es otro de los aspectos que valoró como positivo. La razón está en que representa una oportunidad para que puedan conocer las distintas realidades y estar al tanto de la situación actual de la educación uruguaya.

Para ella, el postgrado implicó una oportunidad para la “superación académica y para la formación profesional”. A pesar de que todavía queda “muchísimo por aprender”, señaló que ha sido un momento para reflexionar, revisar y repensar su práctica cotidiana como directora.

Planificación Estratégica en la Gestión Educativa - Noviembre 2018Estudiantes del Diploma en Planificación y Gestión Educativa durante la clase presencial de la materia Planificación Estratégica en la Gestión Educativa –dictada por Inés Aguerrondo y Rosana Sampedro, en noviembre de 2018–.

Una propuesta sólida y actualizada

“El Diploma en Planificación y Gestión Educativa se caracteriza por tener un enfoque dinámico, que articula el abordaje teórico de temáticas vinculadas a la gestión educativa con la puesta en práctica de herramientas concretas relacionadas a la planificación y al desarrollo del liderazgo”, indicó la Mag. Andrea Tejera, coordinadora académica del Diploma en Planificación y Gestión Educativa.

De acuerdo a lo que expresó, en esta edición del postgrado están articulando los conceptos clave desarrollados por la Red Global de Aprendizajes. También se están apoyando en los instrumentos de gestión y planificación que los estudiantes ya contaban, así como en las bases de datos de innovaciones e investigaciones acumuladas por el Plan Ceibal y por la Red Global de Aprendizajes.

“Lo interesante de este diploma es que incluye a 50 directores activos de los cuatro subsistemas de ANEP de todo el país”, puntualizó Tejera. En sus palabras, el entrecruzamiento entre las competencias comunes que comparten los estudiantes y las especificidades de las instituciones que lideran, genera una “riqueza enorme” para los análisis vinculados a la gestión educativa. También para establecer redes de colaboración e impulsar mejoras en el sistema educativo.

Para la coordinadora, la posibilidad de articular acciones con el Plan Ceibal y con la Red Global de Aprendizajes genera “un escenario positivo en términos de aprendizaje organizacional” para todas las instituciones involucradas.

Un balance “altamente positivo”

“Estamos terminando el primer semestre de la primera cohorte y el balance es altamente positivo”, aseguró Tejera y destacó que las reflexiones y las producciones de los estudiantes han sido de “gran calidad”.

Al mismo tiempo, se mostró entusiasmada debido a que, en la mayoría de los casos, los conceptos y herramientas abordadas durante las clases ya están teniendo consecuencias en la práctica de los estudiantes.

“No es menor el entusiasmo, el compromiso y la motivación de los participantes”, añadió Tejera, quien recalcó la capacidad de los estudiantes de acompasar su realidad laboral exigente con los requerimientos del diploma.

Pese a las agendas comprometidas y la diversidad de responsabilidades de los directores que integran el programa, no ha habido modificaciones en el número de estudiantes: 50 comenzaron los cursos el 20 de julio y, a fines de diciembre, 50 siguen en camino.

En la actualidad, la Red Global de Aprendizajes se encuentra en proceso de selección de los estudiantes que participarán en la segunda cohorte del diploma, que comenzará a dictarse a principios de 2019.