Novedades

¿Cómo será la educación en 2021?

22/02/2021
En el marco de la pandemia del COVID-19 y de las medidas de distanciamiento social, resulta probable que el aprendizaje a distancia siga formando parte de la cotidianeidad en el 2021. ¿Qué enseñanzas dejó el 2020? ¿Cuáles son los desafíos que se visualizan, en materia educativa, para el próximo año? La Dra. Denise Vaillant reflexionó sobre el futuro de la educación, en el marco de la Escuela de Verano del Plan Ceibal, junto a la Dra. Carina Lion y al Dr. Mariano Fernández Enguita.
¿Cómo será la educación en 2021?

“Hemos puesto muy buena voluntad, pero no podemos seguir pensando en soluciones como parches”, aseguró la Dra. Denise Vaillant, secretaria académica del Instituto de Educación.

La pandemia del COVID-19 significó un reto mayúsculo para los docentes. Desde la educación básica hasta la universitaria. En pocos días hubo que pasar de la presencialidad a la virtualidad, y eso hizo que, en ocasiones, no se desarrollara una enseñanza de calidad.

Falta de preparación previa, escasez de formación de los docentes, falta de disponibilidad de recursos, de conectividad y de accesibilidad, fueron algunos de los factores que señaló Vaillant, que hizo que “muchas experiencias no fueran satisfactorias”.

“Hoy, de cara al 2021, muchos países están pensando y planificando la reapertura de las escuelas. Pero, muy probablemente el aprendizaje a distancia, por lo menos de forma parcial, va a seguir formando parte de nuestra cotidianeidad”, añadió.

En ese sentido, ¿cuáles son los desafíos para el próximo año?

“Hay que ir mucho más allá de dotar a los centros de equipamiento y de infraestructura. Tenemos que redefinir los contenidos curriculares, el papel de los estudiantes y de los docentes, así como la propia organización del espacio y del tiempo”, destacó la Dra. Denise Vaillant.

Si el día de mañana no se puede impartir clases en las escuelas, de acuerdo con la secretaria académica del Instituto de Educación, es fundamental tener un plan B preparado. La implementación de un modelo híbrido –aquel que combina lo presencial con lo remoto, a través de distintos medios– puede ser una posibilidad.

Pero ese cambio “no es tan simple como parece”: “Son sistemas que ponen a los estudiantes en el centro del aprendizaje y que implican mucho más que la mera translación a una pantalla”. Involucra un diseño y una planificación detallada, elaborar recursos para el aprendizaje y evaluar los aprendizajes de forma diferente.

Y, a su vez, el modelo hibrido no garantiza por sí mismo la construcción de conocimientos, procesos de reflexión, problematización ni la producción activa por parte de los estudiantes.

“Dejemos de hablar de tecnología y escuela: toda escuela es tecnología. La única discusión es qué tecnologías de comunicación e información utilizamos y cómo lograr la mejor enseñanza posible. En la medida que podamos liberarnos de la tecnología vieja, el profesor ha de pasar de ser un transmisor a un diseñador de escenarios, espacios, experiencias, actividades y trayectorias de aprendizaje”, indicó el Dr. Mariano Fernández Enguita.

“Es la guía del docente, el conocimiento de los contextos y de la realidades de los alumnos, lo que nos van a permitir proyectos educativos que respondan a las necesidades actuales”, subrayó Vaillant, durante la mesa redonda titulada “Docencia en contextos híbridos”, en el marco de la Escuela de Verano: una iniciativa del Plan Ceibal, que ofrece espacios de formación y de encuentro para reflexionar sobre diferentes propuestas que sumen al desarrollo profesional docente, así como a las prácticas educativas.

La actividad, que tuvo lugar el martes 9 de febrero de 2021, de forma online, contó también con la participación de la Dra. Carina Lion –profesora de Educación y Tecnología de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires y profesora visitante del Instituto de Educación de la Universidad ORT Uruguay– y del Dr. Mariano Fernández Enguita –catedrático de Sociología en la Universidad Complutense de Madrid–. Fue moderada por el Dr. Martín Rebour, gerente de Formación del Plan Ceibal y egresado del Doctorado en Educación de la Universidad ORT Uruguay.

https://www.youtube.com/watch?v=lNGWRbFY8ww

El 2020 ha marcado un punto de inflexión, a juicio de Vaillant: “El mundo que nos espera es un mundo de capacidades que se suman; un mundo de colaboración y de intercambio”.

Uno de los mayores aprendizajes fue el hecho de entender que los docentes por sí solos no podían hacer frente a los enormes problemas que se presentaron.

“Se requieren políticas, formación, recursos y acompañamiento. Pero, sobre todo, entender que la educación no es solo un tema único de los docentes y de los equipos directivos: es una responsabilidad de todos”, concluyó.

“Si queremos una educación inclusiva, solidaria y justa, tenemos que enfocarnos en la sofisticación de las trayectorias, no en las plataformas ni en las herramientas. Y hay que aprovechar toda la creación de saber didáctico que generamos en el 2020, para documentar y seguir pensando en los próximos pasos”, aseguró la Dra. Carina Lion.