Doctorado en Educación
Doctorado en Educación

Por qué estudiar un Doctorado en Educación

¿Te interesa el mundo de la investigación? ¿Querés especializarte en el campo de la educación? ¿Te gustaría obtener un grado académico superior? Aquí compartimos las principales evidencias que te impulsarán a estudiar un Doctorado en Educación.

Por qué estudiar el Doctorado en Educación

Un doctorado que hace la diferencia

Un título de doctorado es el grado académico más alto que un individuo puede obtener en una disciplina. Es un postgrado que tiene el propósito de contribuir a la formación de investigadores capaces de generar nuevos conocimientos.

El Doctorado en Educación de la Universidad ORT Uruguay es una propuesta pionera en el país para desarrollar investigaciones innovadoras y vanguardistas.

También para obtener una especialización en el campo educativo, que permita comprender e interpretar las tendencias, los enfoques y fenómenos del campo de la educación, así como construir nuevas propuestas teórico-prácticas, pertinentes a las necesidades de los diferentes contextos educativos.

Los Doctores en Educación son profesionales que han adquirido habilidades avanzadas de liderazgo en el ámbito educativo y capacidades pedagógicas y didácticas clave en áreas específicas, tales como:

  • la organización y gestión del sistema educativo;
  • los procesos de enseñanza y los procesos de aprendizaje;
  • la tecnología educativa;
  • la profesión docente; y
  • las políticas educativas.

El postgrado, de tres años de duración, ofrece a los profesionales de la educación la oportunidad de continuar con los estudios.

La propuesta semipresencial permite que los estudiantes compatibilicen su formación con los compromisos personales y profesionales. Las instancias presenciales e intensivas del Doctorado en Educación se complementan con actividades online y a distancia, en la plataforma virtual de la Universidad.

“El principal objetivo de la educación es crear personas capaces de hacer cosas nuevas y no simplemente repetir lo que otras generaciones hicieron”.
Jean Piaget, epistemólogo y psicólogo suizo.

Un ámbito propicio para investigar

El Doctorado en Educación promueve la adquisición de las competencias necesarias para que los egresados puedan realizar investigaciones autónomas, que permitan la producción de conocimientos relevantes y originales para el desarrollo de las sociedades.

Los egresados son capaces de participar, formar y coordinar sus propios equipos de investigación.

En ese sentido, el postgrado constituye un aporte sustantivo al perfeccionamiento de los profesionales en el ámbito educativo, al fomentar la investigación interdisciplinaria e impulsar los estudios rigurosos y sistemáticos especializados.

Contar con académicos formados con doctorados permite mejorar el nivel de la investigación nacional para poder posicionarse en la región y en el mundo.

Asimismo, los estudiantes del Doctorado en Educación encuentran en el Instituto de Educación un ámbito que jerarquiza la creación y difusión de conocimiento al más alto nivel, a través de una variedad de programas, asesorías, asistencia a centros educativos, estudios de diagnóstico y más.

Ellos tienen así la oportunidad de participar de un activo ambiente de investigación aplicada a la realidad nacional y regional, así como de relacionarse con destacados centros académicos de diferentes países.

También tienen la posibilidad de participar de un espacio de construcción colectiva. Las tesis entregadas como trabajos finales constituyen una contribución significativa a la generación del conocimiento científico en el ámbito educativo. Aquellos trabajos con notas de excelencia quedan disponibles en la web, como forma de favorecer el debate informado y la reflexión crítica.

“La educación debe ser no solo a la transmisión de la cultura, sino también un proveedor de visiones alternativas del mundo y un fortalecedor de la voluntad de explorarlas”.
Jerome Bruner, psicólogo estadounidense.

Conocimiento sin fronteras

El Instituto de Educación proporciona un espacio de formación para profesionales que están interesados en los conocimientos avanzados en el campo educacional. La participación en redes regionales e internacionales de investigación asegura la proyección internacional de los egresados.

Los postgrados se apoyan en acuerdos de cooperación con universidades de otros países a efectos de promover la internacionalización del currículo, el intercambio de estudiantes y docentes, la conformación de redes internacionales de investigación, la participación y realización de publicaciones conjuntas, el acceso a sistemas de información, entre otras cuestiones.

El Doctorado en Educación, por otra parte, es una propuesta al día con las últimas tendencias y enfoques educativos actuales. A lo largo de los semestres se abordan las temáticas y autores más relevantes de la agenda contemporánea.

Las diversas trayectorias y contextos de los que provienen –tanto estudiantes como docentes– fomenta la integración de una comunidad académica multicultural, diversa y plural.

Prestigiosos docentes, tanto nacionales como extranjeros, están a cargo de grupos reducidos. El modelo educativo personalizado impulsa la generación de fluidos diálogos e intercambios valiosos en las aulas.

Académicos con una destacada experiencia en la docencia y en la investigación, aseguran una formación de calidad, al acompañar a los futuros doctores durante todo el postgrado.

A su vez, los estudiantes y graduados cuentan con diversos recursos académicos a su disposición. Por ejemplo, dos bibliotecas con más de 87.000 volúmenes impresos, 135 títulos de publicaciones periódicas especializadas y una filmoteca con más de 3.500 títulos. También una biblioteca virtual, con acceso a bases de datos que permiten la consulta en línea de artículos publicados en revistas académicas.

“Si enseñamos a los estudiantes de hoy como enseñamos a los de ayer, les estamos robando el mañana”.
John Dewey, filósofo y pedagogo estadounidense.

Un medio para el crecimiento personal

Si bien cursar un postgrado implica mucha dedicación y compromiso, así como salir de la zona de confort, obtener un Doctorado en Educación brinda acceso a nuevas y mejores oportunidades.

El nivel de profesionalización que otorga la formación ofrece a los egresados una ventaja competitiva con respectos a otros individuos. Es una puerta de entrada para ingresar al mundo académico y diferenciarse de otros profesionales del sector. Amplía el abanico de posibilidades laborales y facilita el acceso a cargos de mayor responsabilidad o jerarquía dentro de una institución educativa.

Realizar un doctorado es una oportunidad única para aportar conocimiento y encontrar respuestas a las problemáticas que se plantean en distintos campos disciplinares.

Asimismo, elegir un tema para estudiar, presentar un proyecto de tesis, investigar un fenómeno y defender públicamente el trabajo implica el desarrollo de una serie de habilidades que se adquieren durante el postgrado y que son los cimientos donde se construyen las carreras de los investigadores.

Pero más allá de los conocimientos que los egresados se llevan, obtener ese grado académico implica la superación de desafíos altamente motivadores y gratificantes.

Es una experiencia de vida y un reto intelectual que no tiene comparación.

Solicitá más información