Blog de educación y conocimiento
Blog de educación y conocimiento

Qué es un doctorado y para qué sirve

Cuando se está considerando hacer un doctorado, suele surgir mucho sobre lo que reflexionar.

Es el gran desafío para quienes tienen el afán de realizar un aporte al conocimiento y alcanzar el máximo nivel académico, un camino de exploración y autoconocimiento que permite desarrollar el mayor potencial.

Por eso, a continuación te invitamos a conocer qué es un doctorado, cuál es su alcance e implicancia y por qué puede ser el postgrado que estás buscando.

Qué es un doctorado

Un doctorado es el título académico más alto que se puede obtener en una disciplina. Formalmente, es el postgrado que acredita que quien lo alcanza es un experto en la materia.

Qué es un doctorado.

Cursar un doctorado brinda las herramientas y habilidades necesarias para el desarrollo de la investigación científica en un campo determinado, impulsando la producción y contribución de aportes académicos a la comunidad.

En este sentido, para alcanzar el doctorado se ha de realizar un trabajo de investigación propia: la tesis doctoral. Esta es una característica propia del doctorado y la distingue de otros postgrados, ya que el objetivo al realizar una tesis doctoral no está tan relacionado con adquirir conocimiento, sino con generarlo.

Para alcanzar el grado de doctor, debe realizarse un nuevo y original aporte científico al conocimiento en el campo o la disciplina de especialización en la que se trabaje.

A este respecto, consultada sobre el máximo título académico que puede obtenerse, la Dra. Denise Vaillant, decana del Instituto de Educación de ORT y directora académica del Programa de Doctorado en Educación de ORT, señaló:

“Este grado académico denota no solo conocimiento avanzado, sino capacidad de realizar investigación de manera independiente, y de contribuir con nuevos conocimientos al desarrollo de nuestras sociedades. (...) Un doctorado en el campo educativo, por ejemplo, brinda capacidades y herramientas para buscar, analizar e interpretar fenómenos educativos. Estudiar un doctorado, más allá de ser el último grado académico de los estudios, es una gran experiencia de vida, un reto intelectual que puede dar un giro radical a nuestras vidas”.

En tal sentido, la Dra. Vaillant continúa: “cursar un doctorado es una oportunidad única para aportar conocimiento y respuestas a las problemáticas que se plantean en distintos campos disciplinares. Las habilidades que se adquieren en el transcurso de un doctorado son el cimiento sobre el cual se construye la carrera del investigador”.

¿Te interesa realizar un doctorado?

Conocé el Doctorado en Educación

Para qué sirve un doctorado

Hacer un doctorado en una determinada rama del conocimiento permite alcanzar el máximo nivel académico posible en esa especialidad, lo cual se traduce también en un óptimo y pleno desarrollo de la competitividad, especialmente en el mercado laboral.

Para qué sirve un doctorado.

Con un 96 % de inserción laboral en la actualidad, los doctores de Uruguay conforman un sector de la población con alta empleabilidad. Si estas cifras se contrastan con la situación de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Uruguay está entre los más altos de la media, cuyo promedio se sitúa entre el 86 % y el 98 %.

Además de mejorar las perspectivas laborales, realizar un doctorado también permite acceder a nuevas oportunidades laborales, muchas de las cuales no necesariamente estarán disponibles para profesionales con una licenciatura o una maestría. De este modo, se abre un gran abanico de posibilidades, sobre todo en el ámbito profesional académico.

Mientras que hay quienes realizan el doctorado para dedicarse a la investigación, también hay personas que, ya formadas profesionalmente dentro de su especialidad, procuran aumentar sus conocimientos en el campo y alcanzar un mayor reconocimiento.

Por otro lado, el objetivo de muchos investigadores que ya cuentan con el doctorado es continuar con las investigaciones y dedicarse a la docencia, convirtiéndose muchas veces en profesores universitarios.

Pero, como comenta la Dra. Denise Vaillant, estudiar un doctorado, más allá de tratarse del mayor grado académico y de sus efectos en el ámbito profesional, es “(...) una gran experiencia de vida, un reto intelectual que puede dar un giro radical a nuestras vidas”.

¿Te interesa realizar un doctorado?

Conocé el Doctorado en Educación

¿Cuáles son los requisitos para cursar un doctorado y cuánto dura?

Para hacer un doctorado es necesario haber alcanzado satisfactoriamente un master, el postgrado que le antecede en jerarquía. En relación con el tiempo, la duración de un doctorado es de al menos tres años.

Requisitos y duración de un doctorado.

Por eso, mantener la motivación durante todo el desafío y tener la seguridad de que realmente querés hacer un doctorado, son relevantes aspectos a considerar.

La recompensa, sin embargo, será altamente gratificante.

Cinco razones para hacer un doctorado

Tomar la decisión de realizar un doctorado lleva algo de tiempo, ya que alcanzarlo tampoco será una tarea sencilla. Pero si estás dilucidando si este es el camino correcto para vos, quizá estas cinco razones para hacer un doctorado te puedan resultar útiles.

1. Contribuir al conocimiento

Para obtener un doctorado es necesario producir un nuevo conocimiento en la especialidad escogida, como señalamos, una de las características definitivas del máximo postgrado en la academia. En efecto, al cursar un doctorado se cuenta con la oportunidad de resolver una problemática, realizar un hallazgo o responder a una o más interrogantes de la disciplina, contribuyendo así al desarrollo del conocimiento.

De allí la vital relevancia del trabajo de profesionales académicos con doctorado y su rol en el progreso de las sociedades, intelectuales que lideran el cambio, el desarrollo y la producción de conocimiento.

¿Te interesa realizar un doctorado?

Conocé el Doctorado en Educación

2. Hacer un doctorado en Uruguay

De acuerdo al Primer Censo de Doctores uruguayos o inmigrantes a Uruguay (2019), del Programa de Población de la Facultad de Ciencias Sociales (FCS) de la Universidad de la República, en 2017, el 0,1 % de la población de 30 años o más y el 1 % de quienes culminaron sus estudios terciarios contaba con un doctorado.

Razones para hacer un doctorado.

En promedio, cada 10.000 uruguayos, 4,5 alcanzan el doctorado, una cifra muy por debajo de la de los países de la OCDE con la que se contrastaron los datos. En tal sentido, cada 10.000 habitantes, 70 tienen doctorados en Alemania, 36 en Francia, 18 en España y una decena en Turquía.

A este respecto, hacer un doctorado en Uruguay es una buena razón para realizar el máximo postgrado.

3. Marcar la diferencia

Hacer un doctorado es marcar la diferencia. No solo por las cifras que acabamos de ver, sino por su capacidad para transformar, para motivar el desarrollo a través de la investigación y el trabajo intelectual.

El sacrificio de las largas horas de lectura, trabajo de campo e investigación puede ser un duro desafío, por lo que la motivación es clave. Pero el resultado es altamente gratificante, una de las más destacadas razones para hacer un doctorado.

Ya sea que vayas a realizar un doctorado en educación, ciencias o humanidades, a través de este postgrado podrás provocar un impacto positivo en el mundo, promover el desarrollo del conocimiento y dejar una marca en la vida de los demás.

¿Te interesa realizar un doctorado?

Conocé el Doctorado en Educación

4. Obtener el grado de experto en una disciplina

Lograr un doctorado significa que se han adquirido los conocimientos del más alto nivel en determinado campo del conocimiento, alcanzando el grado de experto. Además, al realizar un doctorado también se adquiere un sólido conjunto de herramientas y habilidades académicas, intelectuales, personales e interpersonales.

Por qué hacer un doctorado.

La aptitud para la investigación, el desarrollo del pensamiento crítico y reflexivo, la educación, la oratoria académica, el enfoque, la tenacidad y la disciplina son algunos ejemplos.

5. Alcanzar tu máximo potencial

Por sus características propias, obtener un doctorado implica el desarrollo de habilidades para resolver problemas complejos y a perseverar frente a los obstáculos que ineludiblemente se presentan durante el trabajo intelectual.

El doctorado es un desafío que pone en diálogo oportunidades y experiencias a las que no se podría acceder de otras maneras, potenciando el autoconocimiento y la consciencia de las capacidades con las que se cuenta.

De este modo, el esfuerzo y la dedicación del camino hacia el doctorado permite alcanzar el máximo potencial. Aunque no es un camino para cualquiera —como también lo evidencian las cifras de los censos—, si se busca un desafío, un propósito mayor, hay buenas razones para hacer un doctorado.

¿Te interesa realizar un doctorado?

Conocé el Doctorado en Educación