Conferencia

“El liderazgo en las organizaciones educativas”

Denise Vaillant reflexionó sobre la innovación, el rol del director y el desarrollo profesional docente en Latinoamérica.

Fecha: 16/02/2017

“Históricamente, cuando se ha habla de liderazgo y del rol del director, se menciona la relación con la administración de recursos, la administración financiera o la gestión de recursos humanos”, manifestó la Dra. Denise Vaillant –secretaria académica del Instituto de Educación–.

Sin embargo, en la conferencia titulada “El liderazgo en las organizaciones educativas: dilemas y perspectivas”, destacó que, hoy en día, el énfasis esta puesto en el liderazgo para la promoción del aprendizaje.

La exposición se realizó el 12 de enero de 2017, en Santiago de Chile, en el marco de la presentación del libro “Liderazgo educativo en la escuela. Nueve miradas”, editado por José Weinstein –director del Centro de Desarrollo de Liderazgo Educativo (CEDLE)–.

“¿Qué hacen los buenos directores?”, se preguntó Vaillant. En base a la visita a centros educativos que “funcionan muy bien”, llegó a la conclusión de que, además del estímulo a la educación y de hacer foco en repensar las prácticas, hay un elemento en común: la “ilegalidad con honestidad”.

En otras palabras, se trata de instituciones que “hacen todo lo que se debe hacer”, sin tener en cuenta –o tomando parcialmente– la normativa.

Si bien aclaró que no promueve la ilegalidad ni el incumplimiento de las reglas, en ocasiones, hay estrategias que las normas no establecen, pero que el director que quiere avanzar y ejercer el liderazgo pedagógico suele realizar. Por ejemplo, contó un caso de un centro educativo en donde el director evalúa a los docentes, a pesar de que no está permitido.

Asimismo, Vaillant recalcó que es fundamental pensar en el director como un “referente para el desarrollo profesional docente”.

A pesar de que los talleres y actividades de capacitación, realizados en la década del 90 y en el 2000, muestran “la poca incidencia que ha tenido el desarrollo profesional docente”, detalló que no se puede afirmar que no sirvan: “Quiere decir que la manera de concebirlo, en nuestros países, no ha sido la adecuada”.

“El liderazgo en sí mismo es clave para promover el cambio y la innovación. Pero, al mismo tiempo, el liderazgo es un vehículo para que el cambio y la mejora suceda”, concluyó.